Pensando en muebles de doble uso para espacios pequeños

Cuando comienzas a vivir en un espacio pequeño, rápidamente te das cuenta del valor de los muebles que tienen un doble uso, de hecho, tus sentidos se agudizan ante esta característica.

Ya sea un escritorio que funciona así por el día convirtiéndose en una mesa de comedor por la noche o un otomano de almacenamiento de cosas o un sofá cama que funciona perfecto para sentarse en el día y dormir por la noche son ahora más que valiosos.

El encontrar sólo unas pocas piezas multifuncionales para tu nuevo espacio abre tantas opciones para almacenamiento para una vida más simple.

Sin embargo, y esto es importante, la creación de un espacio que cumple múltiples funciones no significa sacrificar bajo ninguna excusa el estilo que desees introducir.

Todo espacio, pequeño o grande lo puedes adaptar al estilo que desees. Dicho esto, sin duda hay retos.

Dado que no hay dónde esconderse en un espacio pequeño, el tema del almacenamiento estará en exhibición.

Esto hace que encontrar soluciones de almacenamiento que sirven a otro propósito, todo mientras se vea bien, es la clave.

 

Tomemos la entrada como un ejemplo.

Probablemente estás trabajando con un espacio súper estrecho y quieres dar una buena primera impresión a los huéspedes que llegan y a ti mismo, claro está.

Si el espacio tiene una profundidad de por lo menos un pie (tal cual, lo que equivale a un zapato) y tienes una amplia extensión de pared, es posible que desees considerar un banco de entrada pequeño y, debajo de él, se encuentren una cuadrícula o un banco de almacenamiento con una cubierta atractiva.

Esto puede funcionar como asiento adicional y almacenamiento al mismo tiempo en un espacio estrecho.

Y para que sea aún más “servicial” la entrada puedes colocar un perchero que, en lugar de ser solo un palo hasta el piso, éste concluye con un estante inferior para bolsas o zapatos.

De esta forma tendrás un lugar para recibir a las personas, sentarse a platicar, tener un lugar para colgar abrigos (especialmente útil cuando ya están fuera del espacio del armario) y ¡aún no has entrado totalmente a tu casa!

En diminutos espacios habitables, los bancos se convierten en tus mejores amigos.

Piensa en un banco que bien puede funcionar como una mesa de estar al lado de tu sofá cama que se convierte en asiento extra cuando tienes más invitados.

Dos de ellos fácilmente podría pasar como una mesa de café cuando se juntan, pero luego también se utilizan por separado durante las fiestas para más espacio y asientos.

Si usas esta misma idea en espacios estrechos como pasillos o baños se convertirán en una consola pequeña para las toallas y un asiento extra.

Este es un mueble muy valioso que puedes tenerlo como un asiento adicional y cuando no está en uso bien puedes apilar una atractiva bandeja en la parte superior para convertirla en una mesa lateral adicional.

Si todavía estás buscando más espacio de almacenamiento en un espacio pequeño… Las paredes son la respuesta.

Usualmente las paredes son un espacio infrautilizadas en la mayoría de los lugares y las posibilidades son interminables.

Las barras de pared están ganando simpatizantes en los departamento con gran estilo en este momento.

Bien pueden ser de madera, metal, acrílicos… vaya, la idea de los materiales se amplia según el estilo de tu hogar.

La cuestión es que ante un espacio pequeño llegas a tener fantásticas ideas para hacer de un lugar algo espectacular y sacarle mayor partido a un mueble dándole una segunda o hasta tercera función.